PRIMERAS PRUEBAS DEL CULTIVO HIDROPONICO ( 2 )

Como siempre, los inicios son difíciles y llenos de incertidumbres, que te impiden saber con certeza como acabará todo. De una forma resumida, puedo decir que nos pasó de todo!!!! Era como una carrera de obstáculos, aunque al final conseguimos comer perejil y tomates cherry.

Primera Plaga:
El perejil lo compramos en un center garden y estaba hermosísimo, un color verde guapísimo, unas hojas espectaculares y unos pulgones como elefantes!!! No nos dimos cuenta hasta que empezamos a ver que la planta no crecía bien y algunas hojas parecían enfermas. Aplicamos un remedio casero-natural con jabón, alcohol y agua, consiguiendo eliminarlos. Aunque el perejil se “quedó en los huesos”.

Exceso de nutrientes:
Como siempre tendemos a pensar que más es mejor, ya ves como nuestras abuelas y madres, pues pensé, si le añado unas poquitas más de bolitas la planta crecerá mejor => ERROR FATAL!!!! Por norma general las plantas funcionan mejor por menos que por exceso. Por lo que la plantas se pusieron amarillas y se secaban las hojas, parecía que tuviesen hongos. Así que ni corto ni perezoso, preparé un fungicida natural, ya que por el aspecto que tenían parecía oidio. Este fungicida estaba compuesto por cayena, ajo, pimienta negra y agua. Todo batido y con un pulverizador rociaba la planta. ERA IRRESPIRABLE!!!! Todo bicho viviente moría alrededor, aunque la planta ni se enteraba. Gracias a los consejos de Daniel comprendimos que teníamos que rebajar la dosis de solución alimenticia.

Moho en la solución:

Como estaba todo abierto, el agua estancada y en contacto con la luz, el agua se empezó a poner verde. Y aparecían como unas algas. Al principio no le di mucha importancia, pero en pocos días ya no veía el fondo y me empecé a preocupar. Mi cabeza ya pensaba en una tercera plaga!!!!.Así que investigando por la red, llegué a la conclusión que tenía que tapar los cuencos para no apareciesen estos mohos, ya que aunque no atacaban a la planta, si que se comian su alimento .

Inundaciones:


Como las tomateras iban creciendo, y al principio no tuve en cuenta que necesitaría entutorarlas, no me quedó más remedio que improvisar, como Mc Giver!!! Cogí y pegué 3 palos alrededor del cuenco, eso sí, con pega que parecía cemento y funcionó. Pero cuando diseñé el sistema de riego, al principio me costaba regularlo y un día se desbordó el cuenco!!! CATASTROFEEE!!!! La pega de cemento que tan dura parecía, se convirtió en chiclé, aaaahhh!!!! y los palos se cayeron arrastrando la maceta y todo lo que había en la mesa. Me dío un colapso mental, no sabía lo que había sucedido y estaba en shock!!. Bueno me recuperé y con ayuda de Yolanda reconstruimos el tutoramiento y pusimos todo en su sitio.

Como se puede ver los comienzos son difíciles y son como una montaña rusa. Ahora estoy probando un prototipo que he diseñado para optimizar espacio. Ya os comentaré los avances…….. si los hay, jejejejej.

TE REGALO MI GUÍA GRATUITA

Descargate aquí mi Guía Gratuita

Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos tienes que leer y aceptar mi política de privacidad. Al suscribirte a esta lista estás dando tu consentimiento para recibir mi newsletter donde te enviaré recetas de cosmética casera, en algún momento podré enviarte información comercial o relevante para ti.
Ver política de privacidad.
Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos tienes que leer y aceptar mi política de privacidad. Al suscribirte a esta lista estás dando tu consentimiento para recibir mi newsletter donde te enviaré recetas de cosmética casera, en algún momento podré enviarte información comercial o relevante para ti.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *