COMO HACER UN EXFOLIANTE FACIAL DE LAVANDA

RECETA EXFOLIANTE FACIAL DE LAVANDA

Una de las mejores maneras de cuidar tu piel es con una exfoliación.   La piel a lo largo del día acumula suciedad, polución, grasa y restos de maquillaje, que lo que hacen es impedir el buen funcionamiento de tu piel porque los poros están tapados y no pueden respirar.

Además de limpiar la piel cada día antes de darte tu crema hidratante, te recomiendo una exfoliación semanal, y si tienes la piel sensible cada diez días.  

Por eso para todo tipo de pieles recomiendo siempre que la exfoliación facial sea con productos muy suaves con tu piel que no la irriten en exceso.       Si tienes la piel con grasa y sobre todo con tendencia a tener acné tu piel  también es muy sensible puesto que los granitos y el acné producen una inflamación en tu piel que la irritan y la dañan.

RECETA EXFOLIANTE FACIAL DE LAVANDA

¿COMO HACER UNA EXFOLIACION FACIAL?

Es muy sencillo,  simplemente tienes que masajear con tus dedos en círculos concéntricos la piel de tu cara con el exfoliante.   Muy suavemente, casi como si fuera una caricia, porque tienes que evitar dañar la piel.   Las zonas donde tienes que hacer la exfoliación son aquellas donde se acumula más la suciedad y donde puedas ver granitos y espinillas, como las aletas de la nariz, el mentón y la barbilla, la frente.  Y tienes que tener mucho cuidado con la zona de las mejillas porque allí la piel es muy sensible.  Y por supuesto nunca exfolies la zona del contorno de ojos.

También es importante que cuando hagas la exfoliación la piel esté humedecida, puedes utilizar un aceite vegetal para mezclar el exfoliante y así conseguir más suavidad.  Es mi método favorito y el que utilizo en esta receta.

Una exfoliación facial la puedes hacer una vez a la semana, y si tienes la piel sensible mejor cada diez días.

¿QUÉ HACER DESPUÉS DE LA EXFOLIACIÓN?

Limpia bien el exfoliante de la cara, ten cuidado al hacerlo para no continuar arrastrando el exfoliante por la cara , la idea es quitarlo de la piel  con suavidad.   Puedes quitarlo con agua directamente, o bien con una toallita de algodón humedecida muy suave y poco a poco.

Y después lo recomendable es  utilizar una crema regenerante e hidratante, o un aceite vegetal.  También puedes hacerte una mascarilla después de la exfoliación, que junto con tu crema hidratante al finalizar servirá para dejar tu piel suave, limpia y relajada.

RECETA EXFOLIANTE FACIAL DE LAVANDA

INGREDIENTES EXFOLIANTE FACIAL  DE LAVANDA

Para la exfoliación de la zona facial te recomiendo que utilices ingredientes muy suaves, yo nunca utilizo azúcar, ni sal, por ejemplo, porque me resultan muy agresivos para la piel de la cara, siempre me inclino por ingredientes con una textura más delicada como puede ser la arcilla.

En cambio si la exfoliación es para la zona corporal si que puedes utilizar ingredientes más variados como semillas, café molido, sal y azúcar.   Hace unos días publiqué una receta de exfoliante corporal donde utilizaba azúcar, y la verdad es que funciona muy bien.

Para esta receta los ingredientes que he utilizado son Arcilla Blanca ó Caolin, Brotes secos de flor de Lavanda  y Aceite de Almendras.

La arcilla blanca o caolín se utiliza también para hacer mascarillas faciales limpiadoras y descongestivas, la pueden utilizar todo tipo de pieles, en este caso la he elegido porque su granulado es muy, muy fino y delicado con la piel, y porque nos va a ayudar a arrastrar las impurezas.

Brotes secos de flor de Lavanda, si tuviera que elegir un solo ingrediente para cosmética seria la Lavanda, tanto en forma de infusión, como Hidrolato como Aceite Esencial, me parece una planta milagrosa.   Tiene propiedades calmantes, antiinflamatorias e hidratantes,  y su aroma es un relajante  del sistema nervioso.    En este caso las flores de lavanda que podeis ver en la foto las he triturado delicadamente con un molinillo de café, y la he convertido en una especie de algodón muy suave, me refiero a que no las he convertido en polvo, sino que les he dado otra textura.   Y ¿sabes lo mejor?  El aroma que han desprendido al triturarlas ha sido maravilloso.

Y por último como humectante he elegido Aceite de Almendra Dulce.   Es adecuado para todo tipo de piel, alivia irritaciones, picores, es calmante, emoliente y reconstituyente. Contiene vitaminas A, D y E.  Y mi recomendación siempre es que compres aceite virgen de primera presión en frio, es el único que mantiene todas sus propiedades.

RECETA EXFOLIANTE FACIAL DE LAVANDA

RECETA EXFOLIANTE DE LAVANDA

Este exfoliante es en polvo para que lo puedas hacer, lo guardes en un bote de cristal en tu baño y puedas utilizarlo varias veces.  Así es mucho más cómodo.  Como se conserva en seco y puedes hacer la cantidad que tu prefieras no te doy las cantidades exactas de cada ingrediente, sino la proporción.    Las medidas las he calculado en volumen no en peso.  He utilizado unas cucharillas medidoras porque me parece lo más práctico.

¼ de Arcilla blanca (Caolin)

¾ de Flor de lavanda seca un pelín triturada

Aceite de Almendra

COMO HACER EXFOLIANTE DE LAVANDA

Mide la flor seca de lavanda y tritúrala hasta que quede una textura algodonosa.  Yo he utilizado un molinillo de café pero con las aspas de triturar semillas.  Puedes utilizar un triturador de alimentos o algún otro aparato de cocina que te sirva para triturar.

Mézcla la lavanda en un bol junto con la parte correspondiente de arcilla blanca y mezcla con una cuchara de madera.   Una vez bien mezclada ya puedes envasarla en un recipiente de cristal y cierra bien el frasco.

Conserva el exfoliante en un lugar fresco y seco donde no haya humedad, y en la oscuridad.

RECETA EXFOLIANTE FACIAL DE LAVANDA

YA TENGO HECHO EL EXFOLIANTE ¿CÓMO LO UTILIZO?

Cuando vayas a utilizar el exfoliante puedes hacerlo de esta manera, del bote donde tengas guardado el exfoliante en polvo separa una cantidad en un bol pequeño, la que vayas a utilizar en ese momento.

Humedeces la piel de tu cara con el aceite de almendra, sobre todo las zonas donde vayas a hacer la exfoliación, y coges con tus dedos el exfoliante que has puesto en el bol y muy suavemente masajea en círculos por las zonas que te he comentado al principio del post.   Luego lo retiras con agua o con un paño de algodón humedecido.

Y después lo recomendable es hacerte una mascarilla calmante e hidratante, y después utilizar una crema regenerante y nutritiva.

Hazte la exfoliación una vez a la semana si tienes la piel normal y grasa, y si la tienes sensible y seca cada diez días.

RECETA EXFOLIANTE FACIAL DE LAVANDA

RECETA EXFOLIANTE FACIAL DE LAVANDA

Si estás suscrita a mi Newsletter ya sabes que esta receta pertenece al RETO NATURALMENTE BELLA.   Si te gusta la receta por favor compártela en las redes sociales con #RetoNaturalmenteBella #ElBalconVerde. Me encantará ver tus fotos y como te ha quedado el exfoliante y que te ha parecido.

Y si no estás suscrita ¿a qué estás esperando?  Podrás recibir más información sobre el RETO NATURALMENTE BELLA directamente en tu bandeja de entrada, y también todas las recetas que publico en el blog.  Aquí debajo tienes el Formulario de Suscripción.

Un abrazo muy natural

Yolanda

¿QUIERES RECIBIR TODAS MIS RECETAS EN TU MAIL? 

SUSCRIBETE Y NO TE PIERDAS NADA






Written By
More from Yolanda

UN SORTEO EN EL BLOG DE MI HERMANA

Mi hermana está haciendo un sorteo de un bolso hecho a mano...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *