Cart - 0 €

CULTIVAR CON POCO SOL

Hoy tenemos un post distinto. No es de huertos , pero sí es de naturaleza, es de flores y en concreto de bulbos. A nosotros todo lo que sea naturaleza, nos encanta. Lo ha escrito un colaborador muy especial, una persona experta en el cultivo de bulbos, que a pesar de tener un balcón pequeño y con poca luz de sol, ha conseguido tener un balcón lleno de flores, y además se ha convertido en un entendido en cultivos con poco sol. Os presentamos a Jordi Petit.
LA ETERNA MONOTONÍA DE LOS BALCONES CON POCO SOL
Primavera
Hablaré de mi experiencia concreta: un balcón en una calle bastante estrecha que en invierno casi no recibe sol. A partir de febrero aumenta la luz progresivamente hasta un máximo de 3-4 horas en junio. Luego, a partir de las 15h el sol vuelve a decrecer lo suficiente como para agotar los geranios larguiruchos y polvorientos, cintas verdes o verdi-blancas, esparragueras y otras plantas que siempre vi en el sombreado balcón de mi abuela (calle Sant Pau, Barcelona).
Atención, pues, clima mediterráneo. En el interior de la península retrasar todo un mes y medio.
Propuestas
Alquilé un piso con la misma poca luz. Ahora mis balcones son la envidia del vecindario. Se trata de cambiar de hábitos y de tipos de plantas.
Manos a la obra
Debido a que estamos en primavera, se pueden plantar una serie de especies de bulbos y tubérculos suficientes para llenar el espacio de colores. Además se pueden disponer en diferentes niveles de manera que la floración arrancará en mayo hasta entrado el verano y luego puede dejarse secar. Debemos renovar la tierra y enriquecerla con humus. Plantaremos de abajo a arriba (hablamos de macetas o jardineras de unos 40 cm de altura o más).
bulbos de lis
· A 20 cm de profundidad podemos poner bulbos de lis, hay una gran diversidad y algunos parecen flores de otro planeta. No escoger las variedades gigantes o maxi, pues solo prosperan a pleno sol.
freesias· A 15 cm, en el nivel siguiente superior, en esta época solo son aconsejables las freesias, simples o dobles, en muchos colores. Mejor ponerles un tutor o un cordel a 30 cm de altura en las rejas del balcón de manera que se apoyen. En caso de usar tutor, hay que hacer un nudo en el palo o caña (bien clavada en tierra) y otro alrededor del tallo de la planta sin cerrarlo del todo, dejándole un poco de espacio circular. Se ata a la planta cuando el tallo alcance los 20 cm, ¡antes de que el viento lo doble!
ajo dorado Molly
· A 10 cm son aconsejables los bulbitos de ajo dorado Molly, de fácil cultivo. Florecen con tonos amarillos y son de porte bajo. En tierra alejan a los topos.
· boca de dragónA 0 cm y con más de 4 horas de sol, pueden sembrarse en primavera plantas bajas como las variedades enanas de caléndula, guisantes de olor y sobre todo antirrinos o boca de dragón (también conocidos como conejitos y que crecen salvajes en las partes sombrías del bajo Pirineo).
ipomeas
Con esta luz además pueden sembrase ipomeas en abril que se enredarán en las rejas del balcón y florecerán ya en junio hasta otoño.
HelleborusUna planta vivaz, que requiere poco sol, resiste el frío y florece en invierno es el generoso Helleborus en muy distintos colores.
cyclamen
Pueden comprarse en maceta entrado noviembre. También resisten bien la poca luz los generosos ciclámenes en mil variedades. Mejor comprar las macetas cuando tengamos un poco de sol en marzo.
Tendremos pues cuatro niveles de vegetación.
Con esta combinación florecerán más o menos al mismo tiempo freesias y ajo dorado. A continuación las flores de lis, ya en junio o julio. Todos estos bulbos requieren tierra rica. Abonar una vez al mes. A la tierra negra de venta en jardinerías puede añadirse 1/3 de tierra de huerto o jardín. Poner un fondo de guijarros medio tapando el desagüe de la maceta para evitar encharcamiento. Regar sin exceso, ya que hablamos de balcones con poco sol. De febrero a marzo una vez por semana; luego aumentar según calor.
Aquí teneis unas fotos de mi balcón.


Observar en la foto donde vemos la jardinera frontalmente, que aparecen los brotes altos de freesia con pequeños capullos verdes, junto al jacinto rosa claro.

Donde vemos la jardinera de esquina, en pirmer plano aparecen las hojas de los crocos que ya dieron flor un mes y medio antes, y por otra parte los tallos de dos lis que florecerán hacia junio, máximo julio.

No reutilizar para el año siguiente. Cuando se agostan en verano, al haber recibido poco sol, los bulbos no se rehacen como para florecer al año siguiente; solo darían hojas. En septiembre es necesario desenterrar todos los bulbos y regalarlos a alguien que tenga pleno sol. Seguramente los lis todavía se mantengan verdes, en ese caso cortar el tallo dejando 10 cm y sacar el bulbo con el máximo de raíces. Mejor guardarlo en serrín junto a los otros bulbos mientras no encontremos destinatario.
Si tenemos una casa de veraneo con jardín a pleno sol, se pueden poner allí en febrero o antes. No olvidar poner humus con generosidad y tierra húmeda de jardinero. Para aprovechar mejor el agua de la lluvia en nuestra ausencia, plantar de manera que queden como en una cubeta algo hundida y con un pequeño promontorio de tierra alrededor.
Seguramente en verano no florezcan todas, pero al segundo año tendremos una explosión de color, pues las freesias a pleno sol se reproducen muy bien y no precisan de tutor. En esta exposición no se alargan tanto como en balcones con poca luz y crean como piñas de plantas, al igual que el ajo dorado de Molly y los lis. En estas cubetas del jardín podemos volver a repetir los niveles.
lirios de Nueva ZelandaPor otra parte, los Arums o lirios de Nueva Zelanda viven perfectamente con poco sol. Más bajos que nuestros lirios de toda la vida, tienen las hojas moteadas de blanco y presentan una increíble gama de colores exóticos. Vale la pena plantarlos a parte, en macetas individuales, uno o varios tubérculos juntos. En este caso no es aconsejable plantar a niveles. Una maceta florida de Arums puede ser un regalo precioso. La planta no para de florecer y rechaza el sol directo. Otra idea es poner juntas las tradicionales calas der siempre (más altas) con Arums.
Consejo universal: siempre cortar las flores marchitas en general y de los bulbos y tubérculos en particular. Así evitamos mayor desgaste de la planta y quedan más reservas para el año siguiente. No necesitamos semillas, se reproducen por nuevos bulbos nacidos en su base. Todas estas variedades de colores raros y flores se encuentran a vuestra disposición en MAYOLAS, la antigua tienda de jardinería (Via Laietana 57, Barcelona). Otro día hablamos del otoño.
Jordi Petit

¿Te ha gustado? Compártelo ¡¡


No Comments

Recetasparamishijos
posted on abril 26, 2011 Responder

Hermoso post! Muchas gracias por compartirlo! Te contaba en mi blog, que acabo de pasar por un local de hydroponics y ya me acordaba de Uds….Un beso,

Yolanda
posted on abril 26, 2011 Responder

Gracias chicas¡¡¡ Mas adelante espero poder contar nuevamente con la colaboración de Jordi Petit. Un beso.

Silvia
posted on abril 26, 2011 Responder

Qué grandes recomendaciones para los que nos iniciamos en este mundillo :D

Besos.

Palmira
posted on abril 25, 2011 Responder

Mucha información que me habría venido muy bien con mi antiguo balcón… Ahora casi tengo el problema de demasiado sol (casi se me quema el olivo en verano…).
Gracias por compartir estas experiencias tan interesantes!
Un beso,
Palmira

Marhya
posted on abril 25, 2011 Responder

Primero me voy por lo visual: ¡qué preciosos los lirios!
Una entrada muy interesante. Afortunadamente no tengo problemas con la cantidad de luz solar, pero en el pasado si lo tuve y complica mucho la vida para muchas plantas.
Una entrada estupenda, muy instructiva.
Un beso.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *